Inicio / Actualidad / Comunicados

Rodríguez Giavarini homenajeó a funcionarios argentinos que defendieron a víctimas del nazismo

Martes 3 de Julio de 2001
Información para la Prensa N°: 
177/2001

 

 

Información
para la Prensa Nro 177/2001

 

El
Canciller destacó la importancia de mantener una “memoria lúcida” 

y
de fortalecer la formación intelectual y moral de los jóvenes

 

Rodríguez
Giavarini homenajeó a funcionarios argentinos que defendieron
a víctimas del nazismo

El canciller Adalberto Rodríguez
Giavarini homenajeó hoy, con el descubrimiento de una placa
en la sede del Ministerio a su cargo, a un grupo de funcionarios argentinos
que se destacaron durante el régimen del Tercer Reich por sus
muestras de solidaridad y humanidad con las víctimas del nazismo,
durante un acto en el que destacó la necesidad de ejercitar
“una memoria lúcida para construir una sociedad coherente”.

En
la ceremonia, que se desarrolló esta tarde en el edificio ubicado
en Esmeralda 1212, Rodríguez Giavarini marcó la importancia
de instruir a las nuevas generaciones y señaló que “consciente
de eso, la Argentina ha recorrido un camino importante, en procura
de fortalecer en todos los niveles del sistema educativo la formación
intelectual y moral de los jóvenes”.

“Por
acción de la memoria, el pasado irrumpe en nuestro presente
con una entidad propia: la de aquello que, siendo inalterable, puede
modificar el presente y el mañana, puede encauzarlos, orientarlos
o desviarlos de caminos ya superados que no deben recorrerse más”,
indicó el jefe de la diplomacia argentina en su discurso.

La
placa descubierta por el Canciller recuerda a doce diplomáticos,
funcionarios consulares y otros argentinos que actuaron en defensa
de los derechos humanos principalmente durante su estadía en
Europa, y se destacaron por sus intervenciones en favor de los intereses
de  judíos argentinos.

 Durante
el acto, destacó la labor de la Comisión para el Esclarecimiento
de las Actividades del Nazismo en Argentina (CEANA), que colaboró
para la organización del homenaje y que, con el apoyo material
y logístico de la Cancillería, encara la etapa de finalización
de sus tareas de investigación y se apresta a editar un manual
para el estudiante preuniversitario, así como de una guía
para el docente, entre otras publicaciones.

 Rodríguez
Giavarini recordó que en 1999, los resultados de las investigaciones
de la CEANA “le valieron a la Argentina una invitación como
único país de América Latina para formar parte
del Grupo Internacional de Trabajo sobre Educación, Rememoración
e Investigación del Holocausto, creado por los Estados Unidos
de América, el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda
del Norte y Suecia”.

 Entre
los argentinos recordados se encuentran Juan Giraldes, cuestionado
por Adolf Eichmann por el apoyo que brindaba a la comunidad judía,
así como Roberto Levillier, Miguel Angel de Gamas y Héctor
J. Méndez, a quienes la política inmigratoria crecientemente
restrictiva de casi todos los países del continente no les
impidió otorgar visados a víctimas de las leyes raciales.

También
se evoca a Luis H. Irigoyen, quien no sólo intercedió
en favor de la emigración de un grupo familiar de judíos
polacos en Viena, sino que también buscó proteger la
integridad física y la dignidad de argentinos de filiación
judía, con su oposición, por ejemplo, a migraciones
forzadas y deportaciones, y al uso obligatorio de la estrella de David;
también a José Ponti quien resguardó personalmente
a la adolescente Adina Iacker, quien logró salvar su vida y
vive actualmente en Israel.

La
lista de homenajeados se completa con los diplomáticos José
Angel Caballero, Luis Luti y Alberto Saubidet, los funcionarios consulares
León Schapiera, Jacobo Laub y Federico Fried, un administrativo
de larga carrera en la Cancillería.

Durante
el acto, el embajador de Israel, Benjamín Oron, señaló,
como evocación de los funcionarios homenajeados, que “hay momentos
de nuestras carreras en que no necesariamente se produce una concordancia
entre nuestras funciones como profesionales y nuestras convicciones
y creencias como individuos, como seres humanos. Supongo que cada
uno de nosotros tuvo que enfrentar rostros, en circunstancias complejas
de su carrera. Esos son los momentos en los cuales tiene que decidir
si se escuda bajo órdenes explícitas o implícitas
o interpretaciones de ellas o si, en cambio, asumirá sus responsabilidades”. 

A
su vez, el presidente del Congreso Judío Latinoamericano, Manuel
Tenembaum, remarcó que la ceremonia realizada en la Cancillería
“tiene un sentido pedagógico y de mensaje” ya que al recordar
“las figuras de personas como los funcionarios que honramos esta noche,
estamos diciendo que queremos en este principio de siglo y milenio
un mundo distinto”.

Por
su parte, el presidente de B´Nai B´Rith Latinoamericana,
Samuel Kaplan, le expresó al Canciller su “reconocimiento y
agradecimiento por haber implementado los recursos necesarios, humanos
y materiales, para que la segunda etapa de la CEANA sea una realidad”
tras lo cual abogó por la “creación  de una sociedad
que aprenda y entienda la existencia de diferencias y de diferentes
y comprenda que deben ser definitivamente erradicadas la discriminación
y la xenofobia”.

 

 

3
de julio de 2001

Contenidos relacionados