Inicio / Institucional / Patrimonio / Archivo Histórico de Cancillería

DEBATE EN TORNO AL XII CONGRESO INTERNACIONAL DEL CÁNCER, BUENOS AIRES, 1978

Miércoles 16 de Enero de 2019

DEBATE EN TORNO AL  XII CONGRESO INTERNACIONAL DEL CÁNCER, BUENOS AIRES, 1978

Entre 1976-1983 la Argentina estuvo gobernada por un régimen militar que accedió al poder a través de un  golpe de estado. Para el año 1978, el gobierno de turno mostraba signos de preocupación por la presión internacional ligada a las denuncias por violaciones a los derechos humanos que surgían desde distintos organismos y  que provocaban una imagen negativa del país.

En el año 1978 la Argentina fue sede de dos eventos internacionales que generaron resistencias: por un lado, ante la Copa Mundial de Fútbol  se constituyó el Comité de Boicot al Mundial de Fútbol en Argentina; por el otro, al XII Congreso Internacional de Cáncer se opuso el Contracongreso Internacional de Cáncer en París, Francia.

El Congreso tuvo lugar en Argentina entre el 5 y 11 de octubre de 1978 y fue inaugurado en el Luna Park con la presencia de 8000 asistentes. Las sesiones se realizaron en el Hotel Sheraton;  en la Unión Industrial Argentina;  el Plaza Hotel y el Círculo Militar. La clausura fue en el Teatro Colón y se realizó un agasajo a los participantes en la Sociedad Rural. En conmemoración al evento, el gobierno emitió un sello postal.

En paralelo, y por oposición a este, en París se organizó el Contracongreso Internacional de Cáncer que se realizó el 5 y 6 de octubre por iniciativa de Georges Períes, investigador del Hospital Saint Louis de París. La sede fue la Facultad de Farmacia de la Universidad París-Descartes y la presidencia le correspondió al Premio Nobel de Medicina André Lwoff. Entre sus principales impulsores se encontraban reconocidos especialistas en cáncer como León Schwarzenberg (Francia) o Henri Kaplan (EE.UU) entre otros, que viajaron a la Argentina antes de la realización del  Congreso para interiorizarse sobre la situación con respecto a los derechos humanos  por la que atravesaba el país. A su regreso a Francia realizaron varias denuncias ante la prensa francesa, donde fueron acompañados por la Ministra de Salud de Francia Simone Veil.

En este contexto, compartimos una serie de documentos pertenecientes a nuestro Fondo, donde aparecen explícitamente las razones que preocupaban a los realizadores del Contracongreso en París , expresadas por el Profesor Schwarsenberg ;y la posición del Gobierno Argentino a través de su Embajador en Francia, Tomás de Anchorena.

A continuación, presentamos un pequeño resumen de los documentos:

•Carta del profesor Schwarsenberg al Embajador argentino en Francia, Tomás de Anchorena, del 22/8/1978, pidiendo la liberación de médicos y personal sanitario argentinos que se encontraban en prisión o desaparecidos, como condición para asistir al Congreso de Buenos Aires.  Se informaba  sobre la preocupación de médicos y científicos de diferentes países que conformaron una delegación internacional que iría a la Argentina un mes antes de la apertura del Congreso, a fin de obtener la liberación de sus colegas. Al respecto, pedía al Embajador su intervención para conseguir entrevistas con los Ministros de Salud Pública e Interior de la Argentina.

•Nota del Embajador argentino en Francia, Tomás de Anchorena,  al Canciller Oscar Antonio Montes, de septiembre de 1978, que adjunta la respuesta que se dio a la carta anterior y formula consideraciones sobre el Profesor Schwarsenberg como promotor del boicot al Congreso y como un hombre que “no oculta sus simpatías hacia sectores políticos enemigos del gobierno argentino y cualquier atención o concesión que se tenga con él será seguramente utilizada en contra del país por la propaganda izquierdista”.

Por otra parte, se adjunta la carta en respuesta a Schwarsenberg diciendo que en caso que hubiera personal sanitario detenido, las causas “no estarían relacionadas con su actividad profesional, sino con actividades contrarias a la seguridad del Estado Argentino “ y que la asistencia al Congreso era para tratar pura y exclusivamente cuestiones de índole científicas.

Por último destaca la “vocación por el respeto a los Derechos del Hombre” por parte del Gobierno Argentino, y el “clima de libertad, de  orden y de respeto que reina en el país”

 

Galería: