El Parlamento del Mercosur ratificó su apoyo a los derechos de soberanía de Argentina sobre Malvinas y condenó la militarización del Atlántico Sur

En el marco de su LXXII Sesión Ordinaria, el Parlamento del Mercosur (Parlasur) aprobó el 14 de diciembre una nueva Declaración en “apoyo a los derechos de soberanía de la Argentina sobre las Islas Malvinas, Sandwich del Sur, Georgias del Sur y los espacios marítimos circundantes que forman parte de su territorio nacional”.  

En el mismo sentido, y al cumplirse 55 años de la Resolución 2065 de la ONU, el Parlasur volvió a ofrecer su respaldo al cumplimiento de ese pronunciamiento que establece la obligación de reanudar las negociaciones para encontrar una resolución pacífica a la disputa de soberanía entre nuestro país y el Reino Unido, sistemáticamente incumplida por este último. También recordó que el cumplimiento de la Resolución 2065 (XX) de la Asamblea General de las Naciones Unidas fue solicitada en forma permanente por el Comité de Descolonización de la ONU.

Asimismo, la Declaración  “condena la militarización y la realización de ejercicios militares en las Islas Malvinas, que constituyen una amenaza para la paz y la cooperación en el Atlántico Sur”.

El Parlasur rechazó además todas las acciones de explotación económica que impliquen la depredación de los recursos naturales, “ya que de esa manera, el Reino Unido viola la resolución 31/49 de la Asamblea General de las Naciones Unidas”, que insta a las partes a que se abstengan de adoptar decisiones unilaterales que entrañen la introducción de modificaciones en la situación, mientras no se resuelva la disputa de soberanía.

Días después, el 16 de diciembre pasado, se produjo otro importantísimo pronunciamiento en el marco de la LVII Cumbre de Presidentes del Mercosur y Estados Asociados, que expresó, una vez más, su decidido apoyo a los derechos de soberanía de la República Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes que pertenecen a nuestro país. 

Estas manifestaciones son muestras claras de que el reclamo no es sólo una causa argentina sino también regional y global. Las resoluciones que este año también han adoptado la OEA, la CELAC, el SICA y el G77 más China, entre otros organismos multilaterales, muestran que la comunidad internacional no tolera más situaciones coloniales en el siglo XXI. Todas ellas llaman con urgencia al Reino Unido a retomar las negociaciones bilaterales para alcanzar una solución definitiva a la disputa de soberanía.

Hace poco más de un año, en su discurso de asunción frente a la Asamblea Legislativa, el presidente Alberto Fernández se comprometió a colocar la Causa Malvinas como una cuestión de Estado convocando a todas las fuerzas políticas y sociales a esta enorme tarea, que tiene el objetivo de generar las condiciones que permitan volver a ejercer la soberanía sobre las Islas. El Gobierno Nacional ha cumplido con cada una de las propuestas anunciadas al inicio de su gestión y continuará trabajando incansablemente, con el acompañamiento de toda América Latina, para que la bandera argentina vuelva a flamear en todo el territorio nacional.

Galería: 

Contenidos relacionados