Felipe Solá y Tristán Bauer impulsan exportaciones de industrias culturales

Lunes 21 de Diciembre de 2020
Información para la Prensa N°: 
418/20

“Argentina tiene que buscar especializarse en exportar productos de alto precio, o del mayor precio posible. Los contenidos culturales tienen dos virtudes: en muchos casos tienen un precio que está por encima que la suma de sus costos, y además tienen algo fundamental para un país, que es mostrar su identidad”, afirmó el canciller Felipe Solá, al participar de la conferencia virtual “Exportar cultura: Experiencias inspiradoras de las industrias culturales”, coordinado por la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (AAICI).

En un panel junto al ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer; el Presidente Ejecutivo de la AAICI, Juan Usandivaras; el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme y la secretaria de Desarrollo Cultural, Lucrecia Cardoso, Solá destacó “el nivel de identidad que exporta el arte, tanto la música, las artes plásticas, la literatura como el cine, que cada vez tiene más centralidad en lo cotidiano, y cada vez es mayor la industria que mueve a su alrededor”.

“El desafío es exportar cultura, es difícil pero podemos hacerlo; tenemos talento, la obligación de difundirlo y el gusto de hacerlo”, resaltó el ministro, quien también estuvo acompañado en el encuentro por el director de Asuntos Culturales de la Cancillería, Juan Falú.

El ministro Bauer destacó el trabajo conjunto que se viene realizando entre ambas carteras para impulsar las industrias culturales argentinas en el exterior. “Sabemos la extraordinaria capacidad de producción que tiene nuestro país: la calidad del cine y de las distintas industrias audiovisuales, la producción de videojuegos y las industrias tradicionales. Las oportunidades que nos brinda el mundo son inmensas”, aseguró el titular de la cartera de Cultura, a la vez que destacó la transformación que sufrió el sector durante la pandemia del Covid-19.

En ese sentido, Lucrecia Cardoso resaltó que el sector de la producción cultural fue “el más afectado en su cadena de valor por la pandemia”. “Fuimos los primeros en irnos y los últimos en volver, pero la pandemia no nos cambió los objetivos. Nos reordenó las prioridades, pero el objetivo sin dudas es que nuestras industrias culturales son parte de la solución a problemas estructurales de la Argentina, son la posibilidad de diversificar la matriz productiva, de ser parte de la solución a la restricción externa, por su gran potencial internacionalizador y exportador”, sintetizó.

Por último, Juan Falú subrayó la importancia de “poner en valor la cultura nacional como un bien histórico y actual, pero un bien nacional en el sentido cabal de la expresión. Hay una preocupación para poner en valor las culturas de las diferentes regiones de nuestro país. Tenemos que, además de mostrarnos como nos vienen viendo, empezar a poner el acento en mostrar lo que aún no se ha visto, esa Argentina entrañable, autóctona, criolla y europea, y llena de inmigrantes de hoy que son protagonistas de una nueva identidad”.

Galería: 
Exportar Cultuta
Felipe Solá y Lucrecia Cardoso