Faurie presenta al candidato argentino para liderar el mayor organismo mundial en materia nuclear

Jueves 1 de Agosto de 2019
Información para la Prensa N°: 
313/19

El Canciller Jorge Faurie presidirá este viernes 2 agosto en el Palacio San Martín la presentación oficial del embajador Rafael Grossi como candidato argentino para ocupar el cargo de Director General del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), el más importante foro mundial en temas nucleares.  Participará del acto el Secretario de Energía de la Nación, Gustavo Lopetegui.  

Faurie y Grossi, luego del acto, responderán preguntas de los medios. Los periodistas interesados en cubrir la actividad deberán ingresar por Esmeralda 1231 a partir de las 15.30 hs. con la credencial del medio y su DNI, a fin de ser debidamente acreditados.

Grossi es un diplomático de carrera con más de 35 años de experiencia profesional en el campo de la no proliferación y el desarme, y a lo largo de su trayectoria ha demostrado en múltiples foros internacionales sus habilidades personales y profesionales en la materia.

El OIEA es el principal organismo intergubernamental de cooperación científica y técnica en la esfera nuclear. Está integrado por 171 Estados y trabaja en favor de los usos pacíficos y seguros de la ciencia y la tecnología nucleares, contribuyendo así a la paz y la seguridad internacionales.

  • UN ESPECIALISTA CON ENORME EXPERIENCIA

Ya desde los años 80, Grossi recibió una amplia capacitación técnica sobre tecnologías nucleares, ciencia nuclear y aplicaciones nucleares. Entre muchas tareas destacadas participó en las negociaciones de la Convención sobre Armas Químicas y el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares.

En 2002 fue nombrado Jefe de Gabinete de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), con sede en La Haya. Allí asumió tareas muy delicadas, en especial las referidas al cumplimiento por parte de los Estados miembros, incluida la verificación de la destrucción de las reservas de armas químicas.

Además de ser sherpa argentino para la primera Cumbre de Seguridad Nuclear, en 2010 fue nombrado Jefe de Gabinete del OIEA.

En 2015, presidió la Conferencia Diplomática sobre la Convención de Seguridad Nuclear, un hito diplomático convocado para revisar las cuestiones de seguridad nuclear después del accidente en la central nuclear de Fukushima en 2011. Allí, Grossi pudo salvar las diferencias entre los Estados contratantes en cuestiones delicadas y muchas veces divisorias sobre seguridad nuclear, y logró la aprobación unánime de una declaración sobre seguridad nuclear.

Rafael Grossi es actualmente el embajador argentino en Austria y representante ante las Organizaciones Internacionales con sede en Viena. Es licenciado en Ciencias Políticas, egresado de la UCA; tiene una maestría en Relaciones Internacionales y un doctorado en Historia y Política Internacional, ambos de la Universidad de Ginebra. Habla inglés, francés, alemán e italiano.

Además, es un comentarista y conferencista frecuente en temas relacionados con la no proliferación y el desarme, y autor de dos libros y varios artículos sobre el tema.

  • ARGENTINA, PROTAGONISTA EN MATERIA NUCLEAR

La Argentina tiene una larga tradición de usos pacíficos de la energía nuclear. Los logros alcanzados en los desarrollos nucleares a nivel interno como así también la gestión de una diplomacia activa permiten a nuestro país gozar de prestigio y reconocimiento internacional, como un actor de relevancia en dicha temática.

Con un programa nuclear avanzado (tres centrales de potencia en funcionamiento, un reactor de diseño nacional en construcción, numerosos reactores de investigación, capacidades de producción de combustibles nucleares, agua pesada, radioisótopos medicinales), la Argentina desarrolló un marcado perfil exportador, y una diplomacia protagonista en los foros internacionales. 

Entre los logros históricos en la materia, se destacan las diversas exportaciones de reactores de investigación y tecnología nuclear por parte de la empresa  INVAP a Argelia, Perú, Egipto, Australia, Países Bajos y Arabia Saudita. Por otra parte, fue fundamental la política de acercamiento e integración con Brasil, incluido el establecimiento de la Agencia Brasileño-Argentina de Contabilidad y Control de Materiales Nucleares (ABACC), en 1991.

Galería: 

Contenidos relacionados