El canciller Felipe Solá pidió a los diplomáticos “compartir una mirada ética” sobre la realidad de la Argentina

Jueves 19 de Diciembre de 2019
Información para la Prensa N°: 
462/19

“Para mí es un honor ser canciller de la Argentina. Siento un gran orgullo de estar al frente de este ministerio, que cuenta con un equipo de una capacidad profesional admirable y una enorme potencialidad” aseguró este mediodía el canciller Felipe Solá en el Palacio San Martín al compartir un brindis de fin de año con la Asociación Profesional del Servicio Exterior de la Nación (APSEN).

En un salón Libertador colmado, Solá enfatizó: “Hay que estar a la altura de lo que se vive en la Argentina. Nosotros no vamos a convivir con semejantes niveles de pobreza, y haremos todo lo que haya que hacer para salir de esto. Antes que nada porque es un deber ético, porque no podemos ir a dormir tranquilos cuando en el zaguán de nuestras casas o en el cajero de la cuadra hay alguien durmiendo”.

“También es un deber social y político, por eso debemos hacer crecer el país y mover la economía. Pensamos que hay una íntima relación, para el crecimiento de la Argentina, entre el país del mercado interno y el país exportador. Nunca estuvieron divorciados, eso fue invento de alguien. Hay algunas zonas que son como enclaves, no miran el entorno y se despegan de la realidad promedio de su país; a ellos debemos dirigirnos para mantener la unidad nacional”, puntualizó.

Solá puso de relieve que al presidir el ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto su mirada tendrá muy en cuenta esta realidad y “muy claro cuáles son las prioridades”, en relación a la crisis profunda que vive nuestro país. “Les pido que compartan esta mirada”, apuntó. “Al mismo tiempo hay una cantidad de principios y objetivos de política exterior que van en paralelo con esto, y que son ineludibles y necesarios, pero  sé que no me toca ser canciller en cualquier momento de la Argentina”, añadió.

Sobre el final, el canciller Solá afirmó que “nuestro país debe renacer económicamente y como Cancillería somos parte de ese cometido. Como canciller me propongo que todos nosotros aumentemos enormemente la frecuencia de diálogo con los embajadores extranjeros y las autoridades de otros países”.-

 

Galería: 

Contenidos relacionados