Cuestión Malvinas: La ONU reiteró el llamado al diálogo entre la Argentina y el Reino Unido

Jueves 24 Junio 2021
Información para la Prensa N°: 
242/2021

El Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas (C-24) adoptó hoy por consenso una nueva resolución que reitera, como todos los años desde 1983, el llamado al Reino Unido y la Argentina a retomar las negociaciones para encontrar, a la mayor brevedad posible, una solución pacífica y definitiva a la controversia de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, a la vez que reiteró su firme apoyo a la misión de buenos oficios del Secretario General, António Guterres.

 

“El gobierno argentino mantiene permanentemente la misma voluntad de continuar con las negociaciones de soberanía con el Reino Unido. Sin embargo, desde hace casi cuatro décadas el Reino Unido se rehúsa a reanudar las negociaciones con la Argentina para encontrar una solución pacífica de la controversia bilateral de soberanía de conformidad con lo establecido por la Asamblea General”, afirmó el canciller Felipe Solá durante su extenso discurso en la sesión plenaria del Comité y en su primera visita a las Naciones Unidas.

 

Acompañado por el jefe de Gabinete, Guillermo Justo Chaves, el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus; y la Representante Permanente Argentina ante las Naciones Unidas, María del Carmen Squeff, Solá enfatizó que “el Reino Unido alega que no habrá negociaciones de soberanía a menos que los habitantes de las Islas así lo consientan. De esta forma, pretende desconocer lo establecido por la Asamblea General amparándose en el supuesto derecho a la libre determinación de los habitantes de las Islas Malvinas. Este razonamiento no tiene sustento en el derecho internacional y no es más que una excusa para preservar su presencia colonial en el Atlántico Sur”.

 

Solá puso de relieve que “ni la resolución 2065 ni ninguna de las posteriores han hecho mención del principio de libre determinación de los pueblos. Nuestro país ha demostrado de manera consistente su respeto por los intereses de los habitantes de las Islas Malvinas. El respeto al modo de vida de los isleños se encuentra consagrado en nuestra Constitución Nacional. Con este mismo espíritu el gobierno argentino ha gestionado y permitido vuelos desde las Islas hacia otros países del continente y ha propuesto al Reino Unido el restablecimiento de un vuelo regular semanal desde la Argentina continental a las Islas Malvinas y continúa aguardando una respuesta al respecto”.

 

Luego de la intervención de los peticionarios argentinos, Paula Vernet y Guillermo Clifton, descendientes de los primeros argentinos que habitaron las islas, el canciller explicó: “En marzo de 2020, cuando el mundo se vio sacudido por la peor pandemia de los últimos 100 años, la Argentina expresó al Gobierno del Reino Unido su disposición a colaborar con los habitantes de las Islas en relación con la situación generada por ella ofreciendo alimentos, suministros médicos o pruebas diagnósticas de COVID-19, así como vuelos humanitarios y acceso a tratamientos médicos en el continente. El ofrecimiento del Gobierno argentino nunca fue respondido”.

 

Solá fue contundente al señalar que “el Reino Unido persiste con sus actividades contrarias a la resolución 31/49 de la Asamblea General, que insta a las partes a abstenerse de llevar adelante acciones unilaterales en el área en disputa hasta que se encuentre una solución definitiva a la controversia. Este año se conoció que el Reino Unido decidió extender las licencias unilaterales de pesca en las aguas circundantes a Malvinas por 25 años más a partir de 2031, lo que torna imposible mantener un esquema de cooperación en materia de conservación de recursos pesqueros. El Gobierno argentino continuará rechazando la explotación ilegal por parte del Reino Unido de los recursos naturales que pertenecen al pueblo argentino”.

 

“También en contradicción con la Resolución 31/49, el Reino Unido mantiene en las Islas una injustificada y desproporcionada presencia militar, realizando regularmente maniobras y ejercicios que la Argentina ha protestado enérgicamente. El despliegue de la fuerza militar británica en las Islas resulta completamente injustificado ya que todos los Gobiernos democráticos de la Argentina han reafirmado su decisión de resolver la controversia exclusivamente por medios pacíficos”, agregó, y transmitió el apoyo unánime de todas las fuerzas políticas de nuestro país a la recuperación pacífica del ejercicio efectivo de la soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y lo espacios marítimos circundantes

 

En términos históricos, puntualizó que “la evidencia de que la Argentina ejercía soberanía sobre las Islas al momento de la usurpación británica es abundante y concluyente y se remonta a los primeros momentos de su vida como nación independiente. La usurpación británica por la fuerza de una parte del territorio argentino y la expulsión de la población y las autoridades argentinas legítimamente allí establecidas jamás fue consentida por nuestro país. Desde el mismo momento en que esa usurpación tuvo lugar, la Argentina ha protestado de manera permanente e ininterrumpida tanto de manera bilateral ante el Reino Unido como en todos los foros internacionales pertinentes”.

 

Sobre el final, el jefe de la diplomacia argentina agradeció especialmente a los países latinoamericanos que copatrocinaron la resolución: Chile, que además la presentó, Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua, Venezuela, a todos los países que se pronunciaron durante la presente sesión y a quienes suman su voz en múltiples foros regionales y multilaterales al llamado de la comunidad internacional para resolver esta controversia, tales como la OEA, el G77 más China, el MERCOSUR, la Cumbre Iberoamericana, la CELAC, el SICA, la OLADE, el PARLASUR, el PARLACEN, el Foro de Cooperación América del Sur-África (ASA) y la Cumbre Países Árabes - Sudamérica (ASPA).

 

El Comité Especial de Descolonización, creado en 1961 como órgano subsidiario de la Asamblea General de Naciones Unidas, tiene la función de velar por la aplicación de la resolución 1514 (XV) de la Asamblea General de Naciones Unidas y en ese marco examina anualmente las situaciones coloniales que aún se encuentran pendientes de descolonización, adoptando resoluciones que permitan avanzar hacia el fin del colonialismo.

Galería: 
Comité de Descolonización

Contenidos relacionados