Cancillería dona a la Biblioteca Nacional casi 300 obras de escritores argentinos traducidos a diversos idiomas

Miércoles 12 de Junio de 2019
Información para la Prensa N°: 
236/19

En un acto celebrado esta tarde en la Biblioteca Nacional (BN), el Canciller Jorge Faurie formalizó la entrega a esa institución de casi 300 ejemplares de obras de escritores argentinos en diversos idiomas, que forman parte del Programa Sur de traducciones.   

La donación marca el inicio de un intercambio entre la Biblioteca Nacional y el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto que permitirá que un ejemplar de todos los títulos de autores argentinos traducidos en el Programa SUR sea destinado al acervo de la BN. En el acto de firma del acuerdo marco, estuvieron presentes, además de Faurie, el secretario de Gobierno de Cultura, Pablo Avelluto, y la Directora de la institución, Elsa Barber.

El Canciller puso de relieve que “esta donación de hoy acrecienta patrimonio literario del principal centro bibliográfico del país y es una herramienta para difundir nuestro imaginario, ideas y valores. El Programa Sur es una política permanente de la Cancillería argentina. Nos da un gran orgullo como Gobierno difundir a nuestros autores por todo el  mundo”.

“En los últimos 3 años se tradujeron por primera vez, por ejemplo, las obras de Borges en  malayo, el Martín Fierro en bengalí; las obras de Cortázar se publicaron en Dinamarca, Grecia y Serbia, en sus idiomas, y Mafalda en armenio y en guaraní. Me gustaría que recuerden la satisfacción que les causó leer por primera vez su obra favorita de un autor argentino: es un momento único e irrepetible. Hemos logramos que parte del mundo experimente eso y descubra en su idioma y a su manera nuestra literatura”, añadió.

Faurie concluyó: “Uno de los fragmentos más fascinantes de la historia literaria argentina, La biblioteca de Babel, de Borges, nos sumerge en las posibilidades infinitas de la literatura universal, dándonos un pantallazo a lo que sería la profundidad de una biblioteca semi-divina poblada de todos los ejemplares posibles. Creo que el Programa sur de traducciones sería gran aporte a la biblioteca de Babel”.

Avelluto, por su parte, destacó que “el Programa Sur es una política de la cual podemos estar orgullosos todos los argentinos a los que nos importa la difusión de nuestra cultura. Gracias al trabajo de nuestra Cancillería nuestros autores son traducidos a otras lenguas, publicados en diversos países, difundidos y, lo que es más importante, leídos, abriendo así nuevos mercados y nuevas oportunidades para nuestros escritores y nuestras escritoras. Lo celebramos, lo apoyamos y lo seguiremos alentando como uno de los mayores logros de la política cultural pública de nuestro país”.

Elsa Barber expresó que “es un placer recibir la donación de las obras del Programa Sur. La conservación de las obras de autores argentinos traducidos a otras lenguas está dentro de los objetivos de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno. Trabajaremos para darle continuidad a estas tareas junto con el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto”.

El Programa Sur, creado en 2009 y coordinado por la Dirección Nacional de Asuntos Culturales de la Cancillería Argentina, tiene el objetivo de apoyar la traducción de la literatura nacional en el exterior, y financia la edición de obras de autores argentinos en cualquier otro idioma, promoviendo así la cultura de nuestro país en todo el mundo. Se trata del programa más importante en su categoría entre las naciones de habla castellana y, desde su creación hasta la fecha, ha subsidiado la publicación de 1.360 obras de más de 400 autores argentinos, traducidas a 47 lenguas, distribuidas en 50 diferentes países.

Entre los autores más demandados por los editores extranjeros se encuentran Julio Cortázar, Jorge Luis Borges y Ricardo Piglia, además de otros clásicos como Roberto Arlt, Juan José Saer, Adolfo Bioy Casares, Leopoldo Lugones, Rodolfo Walsh, Ricardo Güiraldes y José Hernández.

En esta primera parte de la donación que la Cancillería hace a la Biblioteca Nacional se entregan un total de 283 ejemplares traducidos a diferentes idiomas y distribuidos en países de todo el mundo como Albania, Alemania, Francia, Suiza, Austria, Egipto, Israel, Croacia, Etiopía, Corea del Sur, entre otros. Allí, se destacan además autores contemporáneos como Claudia Piñeiro, César Aira, Diana Bellessi, Carlos Gamerro, Martín Kohan, Alan Pauls, Ana María Shua y Eduardo Sacheri. También están presentes ediciones de historietistas como Quino y Liniers. 

Participaron también del acto el embajador Sergio Baur, director de Asuntos Culturales de Cancillería; Diego Lorenzo, responsable del Programa Sur; y Andrés Boiero, responsable del departamento de Desarrollo de la Colección de la BN.

 

  • DATOS Y LOGROS DEL PROGRAMA SUR

El Programa Sur se propone abarcar todos los géneros literarios presentes en la literatura argentina, no sólo novela, cuento y poesía, sino también ensayo, teatro, relato infantil y juvenil, crítica literaria e historieta, entre otros.  

En términos de mercados lingüísticos, los idiomas más solicitados son italiano, alemán, francés, inglés, portugués y búlgaro, aunque también se destacan traducciones al checo, griego, ruso, croata, vietnamita y chino mandarín. En el último año, se han incrementados los pedidos al sueco, macedonio y polaco. 

A través del Programa Sur, la Argentina se incorporó desde 2009 al reducido grupo de países con programas activos para la promoción internacional de su producción literaria e intelectual. Es el programa más importante entre las naciones de habla castellana.

Ha consolidado la “exportación de derechos” de obras argentinas como una estrategia comercial en un contexto mundial cada vez más competitivo y globalizado. Mejora la oferta de literatura argentina en el exterior y permite una mejor inserción de nuestro sector editorial en la economía de las industrias culturales. Desde su dimensión económica las industrias culturales constituyen una fuente de creación de riqueza, de empleo y de desarrollo económico que en nuestro país supera el 3% del PBI.

La creciente internacionalización en el mundo editorial justifica la inversión y confirma su oportunidad en términos de política cultural para el sector editorial argentino: desde el año 2005 el español volvió a ser uno de los diez idiomas más importantes para la venta de licencias y derechos a otros países. De este modo, nuestro país está logrando revertir su papel pasivo hacia un rol activo y más competitivo en términos del comercio internacional de su industria cultural. 

En 2018, 22 autores argentinos nuevos han sido incluidos a los más de 380 autores que ya han participado del Programa Sur. Entre ellos, hay un aumento significativo de dramaturgos como Eduardo Pavlovsky, Claudio Tolcachir, Héctor Levy-Daniel y Lola Arias, entre otros. Otro dato interesante es el pedido de una editorial china para traducir al mandarín los Relatos reunidos de César Aira, con una tirada de 12 mil ejemplares.  Junto con Samanta Schweblin, son los dos autores de ficción traducidos a ese idioma en el marco del Programa.

Se ha incrementado la participación de escritoras mujeres: se han solicitado 51 obras de 39 escritoras en total.  Una parte de estas solicitudes han sido posibles por la invitación de esta Cancillería a escritoras argentinas a la Feria del Libro de Frankfurt (Ariana Harwicz y Gabriela Cabezón Cámara, por ejemplo).

 

 

 

 

 

 

Galería: