Inicio / Actualidad / Comunicados

La Cancillería honrará a funcionarios argentinos que defendieron a víctimas del nazismo

Lunes 2 de Julio de 2001
Información para la Prensa N°: 
174/2001

 
Información para la Prensa Nro 174/2001

 

Rodríguez
Giavarini descubrirá una placa 

con sus nombres en la sede de la Cancillería

La
Cancillería honrará a funcionarios argentinos  que
defendieron a víctimas del nazismo

 

El canciller Adalberto Rodríguez Giavarini
descubrirá mañana una placa en la sede del Palacio San
Martín en honor a un grupo de funcionarios argentinos que se
destacaron durante el régimen del Tercer Reich por sus muestras
de solidaridad y humanidad frente a las víctimas del nazismo.

La placa conmemoratoria, que será descubierta mañana a
las 17 en la sede de la Cancillería situada en Esmeralda 1212,
recuerda a doce diplomáticos, funcionarios consulares y otros
argentinos que actuaron en defensa de los derechos humanos principalmente
durante su estadía en Europa, y se destacaron por sus intervenciones
en favor de los intereses de  judíos argentinos.

Para la organización del homenaje, la Cancillería contó
con la colaboración de la Comisión para el Esclarecimiento
de las Actividades del Nazismo en Argentina (CEANA), la labor de investigación
de miembros del cuerpo diplomático argentino, y los aportes de
la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) y
de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA).

 Entre los argentinos recordados se encuentran Juan Giraldes, cuestionado
por Adolf Eichmann por el apoyo que brindaba a la comunidad judía,
así como Roberto Levillier, Miguel Angel de Gamas y Héctor
J. Méndez para quienes la política inmigratoria crecientemente
restrictiva de casi todos los países del continente, no les impidió
otorgar visados a víctimas de las leyes raciales.

También se evoca a Luis H. Irigoyen, quien no sólo intercedió
en favor de la emigración de un grupo familiar de judíos
polacos en Viena, sino que también buscó proteger la integridad
física y la dignidad de argentinos de filiación judía,
con su oposición, por ejemplo, a migraciones forzadas y deportaciones,
y al uso obligatorio de la estrella de David; también a José
Ponti quien resguardó personalmente a la adolescente Adina Iacker,
quien logró salvar su vida y vive actualmente en Israel.

La lista de homenajeados se completa con los diplomáticos José
Angel Caballero, Luis Luti y Alberto Saubidet, los funcionarios consulares
León Schapiera, Jacobo Laub y Federico Fried, un administrativo
de larga carrera en la Cancillería.

Aunque no fueron los únicos, estos doce funcionarios entendieron
que la neutralidad del período bélico no era impedimento
para que la Argentina recibiera refugiados. Se calcula que los inmigrantes
de origen judío fueron 45 mil, cifra que aunque insignificante
frente a la enormidad del genocidio nazi es crecientemente reconocida
como superior al de refugiados que arribaron a otros países aliados
del continente. 

2
de julio de 2001

 

Contenidos relacionados